Misión: Espuma

Son las 11:00 a.m. y acabo de despertar de una de mis tantas siestas del día. ¿La verdad? Me las merezco. 
Según mis papis, de los 4, la mejor portada soy yo. Me llevo bien con toda la gente y con otros perros, obedezco a los humanos de la manada, en general soy muy bien portada. Solo tengo un pequeño defecto: tengo un elevado instinto cazador. Entre mis “cazas” puedo mencionar a un conejito y a un ratoncito de campo. Bueno, esto es lo que mis papis saben, porque ellos encontraron la evidencia,  y cabe mencionar que eso me costo la regañada de mi vida jijiji. 

 

A mis papis les encanta llevarnos a los parques, playas, y cualquier lugar donde sea permitido tenernos sin correa, para que podamos correr, jugar, convivir con otros de nuestra especie, y en general que pasemos un buena rato y seamos felices.
 

 
Y a mi me hace muy feliz hacerlos felices a ellos. Aunque no se porque se ríen de mi y se ponen muy felices (y hasta me toman muchas fotos y video), cuando me llevan al mar y yo persigo la espuma y trato de morderla. 

¿Cuál espuma? Pues la que se forma cuando las olitas llegan a la orilla. Eso se come, ¿no? Estoy segura que si la puedo agarrar y morder. Esa es mi meta. Esa es mi misión.  Apenas lo he intentado en dos ocasiones y todavía no lo logro, pero yo prometo seguirlo intentando. Dicen por ahí que “el que persevera, alcanza”.


Ahhhh, la espumita…
– Mugres
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s