3 tips básicos para comenzar un estilo de vida vegano

¿Cómo puedo unirme al movimiento y comenzar un estilo de vida vegano?

Si tienes curiosidad, sientes la necesidad de aliviar el sufrimiento ajeno, quieres contribuir a un mundo más justo y sostenible, y te gustaría darle una oportunidad a este estilo de vida, te comparto 3 tips básicos para comenzar.

Existe muchísima información disponible, en libros y en línea, como: recetas, documentales (“cowspiracy: el secreto de la sostenibilidad”, “what the health”, “vive y deja vivir”, “game changers”, entre otros), artículos, películas (por ejemplo: “Okja”), videos de youtube, blogs, comunidades/foros locales y virtuales, etc, que te pueden ayudar a hacer la transición de forma más sencilla e informada.

Algunos lugares para comenzar:

Screen Shot 2017-10-24 at 9_Fotor
Opciones en Mazatlán, Sinaloa, Mexico ( Fuente: HappyCow 2017)

Puedes comenzar sustituyendo los productos de origen animal que actualmente usas, por alimentos a base de plantas en tus platillos favoritos. Por ejemplo, si  acostumbras:

  • Desayunar licuados o leche con chocolate, que tal si en lugar de usar leche de vaca usas leche vegetal ( almendra, avena, soya, coco, arroz, etc)?
  • Desayunar tus taquitos de chilorio/chorizo de puerco, que tal mejor hacer taquitos de chilorio/chorizo de soya?
  • Usar caldo de pollo/res para hacer sopas, cremas y platos fuertes, que tal usar caldo de vegetales?
  • Usar manteca de cerdo para cocinar, que tal cocinar con aceite vegetal (oliva, coco, aguacate, canola, etc)?
  • Comer paletas de hielo o nieve de crema, que tal comerlas de agua?
  • Comer sushi, que tal en lugar de mariscos, hacerlos de vegetales con mucho aguacate?
  • Comer pizza, puedes pedirla sin queso (o si la haces casera puedes ponerle queso vegano), con salsa de tomate y muchos vegetales!
  • Las hamburguesa de carne o pollo, que tal una hamburguesa de champiñones, de soya, de granos y legumbres?
  • Hacer postres, en lugar de usar leche de vaca se puede usar leche vegetal; en lugar de huevos se puede usar puré de manzana, plátano machacado, semillas de chía y agua, entre otras opciones más.

Otras sustituciones, por ejemplo: los tamales se pueden hacer con aceite vegetal y rellenos de vegetales (o tamales dulces: piña, fresa, etc.); en lugar de ceviche de mariscos se puede hacer de soya, mango, champiñones; antojitos mexicanos de frijolitos, papa, flor de calabaza, nopales, etc.

Los sustitutos de carne más comunes, económicos y accesibles para comenzar pueden ser los champiñones, soya y lentejas.


Los ejemplos de sustituciones mencionados anteriormente son recomendados para empezar, para que el proceso sea mucho más fácil y sencillo. Sin embargo, nótese que se mencionan alimentos procesados, como el chorizo de soya, o platillos “pesados” que se sugieren consumir solo de vez en cuando, como tamales o antojitos. Lo ideal es que con el tiempo y la práctica, la alimentación pueda ser basada en una gran variedad de alimentos naturales a base de plantas (comer el arcoíris), lo cual permitirá lograr una alimentación sana y balanceada. Es mucha información por procesar, y es un cambio de estilo de vida, por lo cual, como con cualquier cambio, se recomienda comenzar despacio y continuar a tu propio ritmo. Por ejemplo:

  • Si alguno de tus productos de higiene personal o de limpieza del hogar o algún cosmético se te termina, que tal comenzar a revisar las opciones disponibles que sean libres de crueldad animal, es decir, que no sean probados en animales y no contengan algún derivado de origen animal?
  • Que tal unirse al movimiento internacional lunes sin carne? Puedes comenzar con un solo día a la semana, o con una sola comida al día! Conforme le vayas agarrando la onda y sintiéndote cómodo, podrás ir incrementando naturalmente el numero de comidas sin productos de origen animal.

La idea es ir reduciendo la cantidad de productos/derivados animales que consumimos.  Como en todo, lo que buscamos es el progreso, NO la perfección. Recuerda que las acciones pequeñas, pero realizadas diariamente, son las que tienen mayor trascendencia, porque se convierten en nuestros hábitos, y al final de cuentas, nosotros nos convertimos en nuestros hábitos. Seamos compasivos con nosotros mismos y con los demás seres.

El veganismo es una opción de vivir de forma sustentable, libre de crueldad y compasiva. La mayoría de las personas cercanas a ti tendrán una opinión sobre el nuevo (y positivo) estilo de vida que vas a comenzar a probar, y créeme, en algunas ocasiones esta opinión no será positiva. No te desanimes, por favor! Los seres humanos tendemos a temer de lo diferente, al cambio. Ese miedo lo reflejaran en sus palabras hacia quien si es valiente y se anima a hacer un cambio positivo, consciente y compasivo en su vida, a quien quiere ser parte de la solución y no del problema. Cuando nuestras acciones están alineadas a nuestro corazón y al bienestar general, y cuando actuamos con vibra positiva y con buena intención, las cosas salen bien. Así que no te preocupes, fluyamos con el proceso natural, y dejemos que nuestro estilo de vida sea un ejemplo positivo para los demás.

Al darle una oportunidad al veganismo, puedes salvar tu salud, salvar a los animales, salvar a la humanidad, y salvar al planeta. Estás listo para ser un héroe?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s