Granola casera

La granola es un alimento muy popular, porque sabe delicioso y es muy versátil: Hay mil y un variantes de sabor; se puede comer como desayuno o snack; lo puedes comer en tu casa, trabajo o hasta cuando estás de campamento; lo puedes acompañar de leche o yogurt vegetal, fruta fresca, etc.

El inconveniente de la granola comercial es que generalmente viene en envases de un solo uso, contiene ingredientes que no son 100% naturales ni saludables como: azúcar refinada, conservadores, saborizantes artificiales, aceites vegetales que no sabes ni de que son (pudieran ser hasta de palma, soya, algodón…), ingredientes de origen animal (como sólidos de la leche, caseinatos), entre otros. Ademas, consumir este tipo de productos es más caro, ya que estás pagando por el empaque -que no es necesario-, estás pagando por algunos ingredientes que tu organismo no necesita y que además no le hacen bien -a largo plazo las enfermedades son costosas-, estás pagándole al super por ser intermediario, entre otras tantas razones más.

Para evitar tooodo esto, una opción es consumir directamente con un productor local o ¡hacer tu granola en casa! Es super sencillo, divertido (si tienes niñxs te pueden ayudar, ya que básicamente es mezclar ingredientes) y cada vez que lo hagas puedes variarle el sabor, ya que puedes usar prácticamente cualquier fruto seco o semilla que tengas en la alacena, es más económico, saludable, y libre de crueldad animal y de basura. =)

Esta receta no lleva cereales ni azúcar (como endulzante usamos miel de maple o agave), pero a tu granola puedes agregarle avena y prácticamente cualquier otro ingrediente que tengas disponible. Nos encanta porque queda super crunchy, caramelizada y dulce.


GRANOLA CASERA

INGREDIENTES SECOS:

  • 2 tazas de nuez pecana cruda partida (o una mezcla de tus frutos secos favoritos)
  • 2 tazas de almendras crudas fileteadas
  • 1/2 taza de coco rallado sin azúcar (u hojuelas de coco)
  • 1/4 taza de semillas de calabaza y/o girasol sin sal
  • 1 cucharada de semillas de linaza
  • 1 cucharada de linaza molida
  • 2 cucharadas de semillas de chía
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 1/4 cucharadita de sal (de mar o rosa)
  • Opcional: Una pizca de nuez moscada o extracto de vainilla
  • Opcional: Fruta deshidratada o pedacitos de chocolate oscuro sin azúcar

INGREDIENTES HÚMEDOS:

  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • 1/3 taza de miel de maple o agave

Las cantidades son sugeridas, las puedes cambiar a tu gusto =)

PROCEDIMIENTO:

  • Precalienta el horno a 170 grados C. 
  • En un tazón mezcla todos los ingredientes secos (a excepción del chocolate, en caso que estés usando).
  • Si el aceite de coco está solidificado, caliéntalo un poco para que se derrita. Si el aceite está líquido, omite este paso.
  • Mezcla el aceite de coco y la miel de maple, y viértelos sobre los ingredientes secos, y mezcla todo muy bien.
  • Esparce la mezcla en una charola para hornear y hornea por 20-25 minutos  hasta que la mezcla esté doradita y crujiente. A la mitad del tiempo de horneado, revuelve para asegurarte que todos los ingredientes se están horneando uniformemente.
  • Retira la charola del horno y déjala enfriar. En este paso puedes agregar el chocolate. Si prefieres el chocolate suavecito, derretido, agrégalo cuando la granola esté calientita, o si prefieres los pedazos enteros, agrégalo ya que esté fría.
  • Lo ideal es guardarla en un contenedor hermético en un lugar fresco y seco.
  • Puede durar un par de semanas, pero como está DE-LI-CIO-SA, se acaba en un par de días jejeje

¿QUÉ PODEMOS HACER CON LOS RESIDUOS?

1. EVITARLOS

Consume todos los ingredientes que encuentres a granel, sin empaques:

  • Todos los ingredientes secos los encontramos en esta versión, llevamos nuestras bolsitas y contenedores reutilizables para evitar cualquier empaque.

2. REUTILIZARLOS O RECICLARLOS

Lo que no encuentres a granel trata de elegir las opciones con envases retornables, reciclables o compostables:

  • La miel de maple (y agave) la encontramos en envase de plástico 2 (HDPE) con tapa de plástico, ambos residuos son reciclables localmente, por lo que los llevamos a alguno de los puntos de acopio.
  • El aceite de coco lo encontramos en envase de vidrio, por lo que es reutilizable y reciclable, de hecho los envases los usamos como topers para guardar sobras en el refri o como maceteros para reproducir plantitas en agua.

 ¿Qué otros ingredientes incluyes en tu granola casera? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s